jump to navigation

Semana Santa, la pasión de Luisa según… marzo 20, 2008

Posted by el7deventorrillo in Uncategorized.
trackback

Una entrada rápida para comunicar que en la madrugada del día de hoy a nuestra compañera Luisa, de la que ya daremos cuenta de su particular situación en breve, ya que el juicio por deshaucio interpuesto por Sistemas 23 contra ella se celebró la semana pasada que interpuso contra Sistemas 23 por falsedad en su contrato de alquiler le ha sido desfavorable (el fallo ha sido recurrido) se le ha inundado el piso. La causa ha sido la rotura de una antigua y obsoleta cañería de plomo al aire que se encuentra en la planta superior que la inmobiliaria ha dejado diáfana al eliminar los tabiques de separación de varias viviendas ya sin inquilinos.

Las lágrimas de Luisa rivalizaban en cantidad con el agua que caía del techo. Vecinos y allegados acudieron en su ayuda, achicando agua y retirando el fluorescente que había causado un cortocircuíto. Una vez restablecida la electricidad se procedió a cortar el suministro gral., de agua a todo la finca para de este modo evitar que continuara la inundación. Esto viene a significar que la corrala entera permanecerá sin suministro de agua durante toda la Semana Santa.

PS.- Por si alguien no tuvo la oportunidad de leer este artículo publicado en el diario El País, y aprovechando que en el mismo se describe someramente el piso de Luisa, aquí os dejamos un enlace al mismo.

 

Anuncios

Comentarios»

1. José Martín - marzo 21, 2008

Lamentablemente Sistemas 23 S.L, sigue fastidiando a las abuelas del 7 de Ventorrillo, el dia 19/03/ 2009, otra tubería que se rompe como consecuencia de la obra.
Como es vispera de fiesta y en las oficinas de la citada empresa no responden, los sufridos vecinos tienen que cortar el agua de la general, ( dándola a ratos ) porque las goteras producen cortocircuitos en la vivieda de Luisa, que tiene que pernoctar en casa de otra compañera del sufrimiento a las que les tiene sometido Sistema 23

2. proculo - marzo 27, 2008

La especulación inmobiliaria es un cancer maligno cuya metástasis se ha extendido por todos los rincones de la sociedad española. El sistema, al sacralizar el sector del ladrillo como motor central del crecimiento económico premia una economía especulativa ignorando otros sectores de economías realmente productivas, como son las tecnologicas, científicas o educativo-culturales.

Con ello, se ha yugulado de raíz la llamada sociedad del bienestar poniendo de rodillas al pueblo y traicionando la democracia. Esto se confirma observando quienes son los beneficiarios y quienes las víctimas de esta política.

Entre los primeros destacan los ayuntamientos que como resultado del elevado precio del terreno en vez de liberar suelo público a bajo costo para conseguir viviendas sociales recalifican en beneficio del clan especulador del ladrillo a cambio de liquidez y por supuesto, la banca que hincha sus beneficios con el gran chollo de su negocio hipotecario, así como los partidos políticos que son premiados con la condonación de prestamos bancarios con los que financian sus campañas electorales.

Como era previsible los que sufren las consecuencias del apaño y pagan este ajuntamiento, incluída la cama, son los de siempre: los jovenes que al hipotecarse 30, 40, 50 años se encadenan de por vida a la banca e hipotecan también su libertad, pues ¿quíen va a osar enfrentarse a la arbitrariedad de un jefe si peligra su empleo y, por supuesto su piso, con el que se quedará el prestamista banquero? Así, todos sumisos en sus pisos.

Y ¡cómo no! los viejos, carcamales inaguantables excluídos de la jet-set y la beatiful people, que incordiando con sus contratos de renta antigua, impiden el progreso y las metas globalizadoras del libre mercado.

El 7 de Ventorrilo es un buen ejemplo de la cruda realidad con que se enfrenta esta sociedad adomercida.

Mi total apoyo a las mujeres del 7 por su coraje, y…¡a por todas! que al final ganaréis en vuestra lucha.

3. armando - marzo 27, 2008

El acoso a los vecinos del 7 de Ventorrillo, de tan técnicamente avanzado llega a ser cienficamente puro por sarcástico y cruel.

Que una vieja tubería de plomo que abastece de agua a La Corrala (situada precisamente en la zona de pisos que ha sido desmantelada de tabiques) provoque una inundación en el minipiso que está situado justo debajo, habitado por Luisa, la octogenaria que Sistema 23 quiere echar a la calle da mucho que pensar. Para más inri, si esto se produce en el puente de Semana Santa es de aurora boreal rozando el sadismo nazi.

Para Luisa, anciana, sola, abatida por su situación, ver en mitad de la noche como cae en cascada el agua del techo de su vivienda, y a oscuras, pues también se ha ido la luz puede resultar tan desequilibrante para sus nervios como para sufrir el patatús definitivo que deje expédito el pisito.

Hay que ver que casualidad más casual la de la dichosa avería de la tan predispuesta tubería. Y esto no es ficción, esto está sucediendo en el corazón del viejo Madrid al igual que en cualquier otro rincón de la piel de toro.

Ánimo y a las gachas que si nos unimos contra la especulación inmobiliaría esto es pan comido ya que somos muchos y cada vez seremos más los dispuestos a denunciar y acabar con este tipo de situaciones.

4. Mariajo - marzo 30, 2008

… vaya, qué “casualidad”, ¿no?. JUSTO, preámbulo de Semana Santa y por tanto todo cerrado para no poder pedir ayuda, y una tubería que JUSTO se rompe encima del piso de la persona contra la que les está presentando lucha… :$

Estos acosadores, de previsibles, son estúpidos, sino fuera porque en medio de su crueldad sádica hay una señora mayor -que para más inri tiene la RAZÓN, pero no el DINERO y el PODER como los tienen los “rompetuberías” asusta-abuelitas-.

Esto va dirigido a “vosotros”, hijo_s de put_a:
¡¡Qué fácil, ¿no?!!!. En vuestras casas seréis unos padres e hijos “modélicos”, afables con los amigos, etcétera, etcétera… pero luego en vuestra verdadera cara oculta vais austando al débil, sin escrúpulos, ni conciencia alguna de las consecuencias para estas personas mayores. Lo mismo actuaron los nazis tras su derrota en la II Guerra Mundial y posterior huida y ocultamiento bajo “personas decentes y respetables” en otras ciudades y paises en los que crearon una familia y nadie -ni la familia- sospechaban de quienes eran estos malnacidos en realidad.

¿Haríais lo que estáis haciendo en Ventorrillo a vuestras abuelas, madres, o bisabuelas?? (porque para alguno de vosotros -hombres de boato social pero que no saben lo que son las palabras hombría y dignidad-, ellas podrian ser por edad bisabuelas vuestras).

Pero claro, vosotros en Semana Santa os habréis cogido -sin complejos de culpabilidad por vuestra parte de lo que dejábais aquí “ordenado” para las abuelitas- un viaje en plan familia tradicional con la señora y los niños a un hotel (con todas las comodidades, claro, y ya no digamos lo básico de agua, luz y comida), a pasároslo bien y “desconectar” del “trabajo” y tal y pascual…

Bien, SI ME ESTÁIS LEYENDO -y sé que lo haréis porque vosotros intentáis no dejar cabos sueltos- os digo que tras meses de saber de la situación de las abuelas de Ventorrillo, os deseo -a vosotros sólo, porque vuestra familia espero que no tenga conocimiento de vuestras fechorías- EXACTAMENTE lo que le estáis haciendo con ellas… cuando llegueis a mayores, o aún antes. Seguro que con la “educación” que les estaréis dando a vuestros hijos de “cualquier cosa vale para hacer dinero y conseguir lo que se quiere”, os traerá en vuestra vejez que os dejen aparcados en cualquier lado…. Aunque claro, con más medios económicos que estas abuelas… Así que espero que exista la reencarnación o algo que os haga pagar el sufrimiento en los úlimso años de estas personas gracias a vuetra crueldad supina y estúpida, pero efectiva.

DESDE MI PEQUEÑO ESPACIO, AUNQUE NO SUELO DESEAR MAL A NADIE NI A QUIEN A MÍ ME LO HACE TAN SIQUIERA, OS DIGO DE CORAZÓN Y CON TODO MI CABREO POR ESTA SITUACIÓN KAFKIANA DE LAS QUE LAS ADMINISTRACIONES POR SU FALTA DE DILIGENCIA Y APATÍA ESTÁN SIENDO PARTE CÓMPLICE, QUE OS DESEO LO PEOR, Y A CORTO PLAZO. Nada más.

Y desde aquí, un besote muy, muy gordo y especial a Luisa (¡ánimo, guapa!), y otro grandísimo con un fuerte abrazo a todas las demás abuelas de Ventorrillo.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: